Patrocinador oficial

diumenge, 1 de febrer de 2009


ESCOCIA
Juguemos a ser optimistas. El mejor medio melé del hemisferio, Mike Blair, tendrá a su mando a una delantera joven y sin embargo experimentada. Un ejemplo: el talonador Ross Ford a sus 25 añitos suma 25 caps. En esa delantera destaca, al menos así lo entienden ellos, el mejor front five (1 al 5) en años en Escocia. Y a eso sumaremos a Chris Paterson atrás en el pateo cobrando cada error de la delantera rival. Si Blair es capaz de gobernar los partidos, entonces Escocia será un rival complicada. En los test de otoño lo demostró ante Suráfrica a quien estuvo a punto de batir. Hadden ha hablado mucho y muy bien del flanker John Barclay, un especialista en el set-piece. Y atrás, por primera vez en años, surgen jugadores realmente impactantes como Ben Cairns o Thom Evans.
Juguemos a ser pesimistas. Escocia arranca contra el favorito a todo: Gales. Su delantera promete dar guerra, pero aún le faltan batallas para cerrar los partidos como se pudo ver en los test ante Suráfrica. Tienen un magnífico medio melé, pero no le acompaña un apertura con rango. Goldman o el intermitente Parks con sus efectivas patadas bajas pelearán por el puesto. Atrás no acaban de desplegar un juego fluido que desequilibre a las defensas rivales. No tienen un quintento que juegue con frecuencia junto en la zaga y eso suele costarle algún error de bulto. Hace diez años que Escocia no gana el título y tampoco parece que este vaya a ser el año. Al menos si miramos el calendario: visitas a Londres y París. A seguir creciendo.



ITALIA
Italia seguirá viviendo de la delantera de su equipo. Nick Mallet contará con una paquete de primer nivel al que lamentablemente, para él, acompañara una pareja de medios de urgencia y una zaga que no acaba de cuajar. Hablamos de una delantera notable y me atrevería a decir una primera línea sobresaliente: Nieto, Ongaro y Castroggiovani. Dos italo-argentinos y un talonador veneciano que militan en equipos punteros de la Guinness como Gloucester, Sarancens y Leicester. Queda todo dicho.

A su espalda una segunda bien construida con dos jugadores resolutivos arriba y generosos abajo. Del Fava y Bortolami llevan tiempo jugando juntos, se conocen bien y eso les permite mantener el nivel de la primera en el set-piece. Y si la segunda es notable, la tercera vuelve a rozar el sobresaliente con uno de los mejores octavos del mundo (Parisse) y un flanker fiable y curtido como Mauro Bergamasco. Ambos son compañeros en el Stade Français, lo que les permite entenderse con una mirada. El segundo flanker será Solé, un hombre que cubre mucho campo. Una delantera poderosa en el contacto abajo, que sin embargo, se podría encuadrar, a mi parecer, entre las que salen perdiendo con la nueva norma que permite derrumbar el maul. Eso sí, su tercera, con la buena cabeza de Parisse y las buenas manos de Mauro, es dinámica cuando las circunstancias lo exigen.


IRLANDA
Discutía no hace mucho con un amigo sobre la conveniencia de otra victoria de Munster en la Heineken. Él advertía que no sería bueno por ese juego sórdido y poco vistoso que despliegan los irlandeses. Yo sostenía que sería bueno para dejar en evidencia las famosas ELVs, que, a mi parecer, no sólo no han sumado sino que han restado. A Munster no le ha importado mucho que se pueda derrumbar el maul, porque siguen peinando los rucks como nadie, y así sus medios juegan las pelotas con más calidad del continente. Si además de la lección de pick and go, de dominio del breakdown y el line o de la ocupación del campo por parte de su delantera sumamos que atrás tienen a dos centros dinámicos y veloces y a Doug Howlett, Mister Ensayo y probablemente uno de los tres mejores placadores de la Heineken, convendrán conmigo que Munster no sólo es un equipo que abusa de riñones.
Pues esto es trasladable a la nueva Irlanda, la de Declan Kidney, el arquitecto del Munster. Su delantera ya dejó ante Argentina en los test de noviembre la impronta de los empellones del XV de Limerick. Si no pasa nada raro los chicos de Munster coparán el front five: O’Connell, O’Callaghan, Hayes, Flannery, Horan. Los de Leinster se quedan para la línea. Adelante estarán todos muy juntos, mucho apoyo, concentración en las fases de conquista y contacto, y balones muy limpios para sus medios. O'Gara cobrará cada error rival al precio convenido: a 3 puntos el golpe. Parece que el asunto del 9 lo ha resuelto Kidney con O'Leary, otro de Munster. ¡Para qué enredar! Y atrás surgen los legionarios de Leinster para hacer las labores que los polinesios hacen en Thomond Park. Con O'Driscoll al mando veremos la explosión de la nueva generación: Kearny, Fitzgerald, Bowe... Sumemos a todo eso un buen calendario con las visitas de Inglaterra y París a Croke Park, el año que viene vuelve a Lansdowne Road. Es decir, que el último partido del torneo, el Gales-Irlanda podría poner en juego el título y alguna cosa más.